Cómo enseñar al perro a SALTAR encima de tus brazos

Para poder trabajar este ejercicio, os recomiendo estar en un sitio con espacio para que el perro pueda altar sin problemas, y utilizar un apoyo (una silla, una pared….), donde poder apoyaros con el brazo.

Los pasos para esta habilidad son los siguientes:

  1. Colocamos al perro en posición de sentado y le mandamos un quieto. Nos colocamos delante del perro y al lado del objeto o la pared que hará de apoyo. Lanzamos un premio en dirección contraria del perro. De esta forma, para coger el premio, el perro tendrá que pasar entre nosotros y el objeto o pared. En este paso tendremos el brazo abajo del todo, en el suelo.

Este paso lo realizamos solamente para marcar la dirección en la que tendrá que ir el perro, así se lo ponemos fácil antes de poner el obstáculo de nuestro brazo más arriba.

2. Volvemos a colocar al perro en sentado y quieto. Nos sentamos delante del perro y colocamos nuestro brazo encima del apoyo (silla o pared), pero a poca altura (no en el suelo),  para evitar que el perro pase por debajo. Lanzamos el premio, y el perro deberá saltar el brazo para llegar hasta él. Poco a poco vamos subiendo más el brazo, para que tenga que saltar un poco más.

 

3. Una vez veis que el perro ya salta sin problema, pasamos a hacer ver que lanzamos el premio, y una vez salte, se lo lanzamos. De esta forma vamos a ir retirando el lanzamiento de premio, y premiaremos solo si salta. El hecho de hacer ver que lanzamos el premio, nos sirve también para guiar al perro con el brazo.

4. Podemos pasar a trabajar el otro brazo. Para el otro brazo, podéis empezar directamente por el paso número 2. Si veis que no salta, entonces realizad el primer paso.

Una vez salta sin problema, empezamos a introducir la orden (jump, salta…)

Cuando con el apoyo que tenemos (pared o silla) vemos que lo hace bien, podemos probar a quitar el apoyo. Empezad solo con un brazo, y luego ya introducís el otro.

Si veis que sin el apoyo no entiende que tiene que saltar, trabajad solo un brazo reforzando mucho y alejando poco a poco la mano del apoyo.

Una vez el perro ya sabe pasar por encima de los dos brazos, podéis ir combinándolos: de este modo, saltará primero por un brazo, y volverá al mismo sitio saltando por el otro brazo. Para empezar con esta parte del ejercicio, os recomiendo poner primero el apoyo para ponérselo fácil al perro, volver a lanzar el premio hacia atrás. De esta forma, cuando el perro esté cogiendo el premio, podéis colocar ya el otro brazo y llamarlo para que salte por ahí.

Cuando ya os lo hace bien, probad a trabajarlo en diferentes localizaciones y así generalizamos la orden en cualquier lugar.

A continuación tenéis el vídeo explicativo: