Cómo hacer del CEPILLADO un momento agradable

Para muchos propietarios el momento del cepillado es todo un infierno por que el perro no quiere que lo cepillen y es una lucha entre ambos. En este post os comentaré cómo poder positivizar el cepillado para que el perro lo vea como algo agradable.

Positivizar el cepillado será mucho más fácil para un cachorro o un perro que no ha tenido contacto con un cepillo, que con un perro que ya lo tiene mal asociado, ya que le costará más asociarlo a algo bueno por las malas experiencias que haya podido tener.

Es por eso que antes de empezar hay que tener claros unos puntos:

  • Nunca forzar al perro.
  • Ir siempre a su ritmo y si veis que hay algún momento en que se asusta, deberéis volver unos pasos atrás.
  • No es un proceso de un día, se requiere tiempo y cada perro necesitará un tiempo diferente.
  • Sería ideal que el perro tuviese momentos de relajación antes de empezar con el proceso del cepillado.
  • Usar premios que no lo exciten demasiado, por que nos interesa que esté en calma (por ejemplo su propio pienso)

Si el perro tiene esos momentos de relajación contigo, será mucho más fácil introducir el cepillo en estos momentos de tranquilidad, incluso sin necesidad de usar premios.

Tanto si tienes un cachorro como si tu perro tiene mal asociado el cepillo, los pasos a realizar desde un inicio son los siguientes, pero cada uno empezará donde crea conveniente y hará algunos pasos y otros no, según el perro que tenga:

  1. Colocar el cepillo en el suelo con premios alrededor
  2. En los momentos de relajación, dejar el cepillo al lado en el suelo, sin moverlo
  3. Cada vez ir colocando el cepillo más cerca del perro (sin moverlo, estático en el suelo)
  4. Hacer acercamientos del cepillo, premiando cada vez
  5. Empezar a peinar, a la vez que acariciamos y se puede ir dando premios también
  6. Retirar premios cuando ya no tenga problema con el cepillo y cepillar al principio solamente en las sesiones de relajación

En el vídeo tenéis explicados todos los pasos y ejemplificado para que veáis cómo poder positivizar el cepillado.