¿Por qué enseñar al perro habilidades caninas?

Hola perrunos!!
Hoy os hablaré de por qué trabajamos habilidades caninas, cuál es la principal función y por qué es bueno trabajarlo.
Muchos piensan que enseñamos a nuestros perros habilidades caninas para hacer de pallasetes, por que nos hace gracia, y muchos nos dicen que estamos humanizando al perro.
Pues bien, bajo mi punto de vista, creo que todos aquellos que piensan eso van desencaminados y ahora os contaré el por qué.
Sí que es verdad que es bonito ver cómo tu perro sabe hacer truquitos, y encandila al resto con sus habilidades, pero bajo ese show bonito hay mucho más.
La mayoría de nosotros vivimos en la ciudad, en un piso y tenemos perro. No son cosas incompatibles, siempre y cuando tengamos claro que los perros tienen unas necesidades, no sólo fisiológicas, sino también mentales y físicas.
 Y aquí es dónde entran (por una parte) las habilidades caninas. ¿Qué le aportan al perro? 

Trabajar con tu perro hace que pases más tiempo con tu perro y por ello el vínculo entre ambos crece. Además, para un perro es muy importante estimularlo mentalmente (al igual que nosotros, si estuviésemos todo el día sin hacer nada nos volveríamos locos), de este modo, enseñando al perro habilidades, fomentas ese ejercicio mental que necesitan y de este modo estamos mejorando su calidad de vida.

En palabras de Sumara Marletta « Un perro que trabaja su mente es mucho más estable, más equilibrado y menos excitable, menos hiperactivo, en definitiva todo se hace mucho más fácil para el perro y para el dueño, incluso aguantará mejor la soledad a raíz de la ausencia de sus dueños.» 

Trabajando con tu perro habilidades, trabajas muchos aspectos importantes para el día a día de tu perro y tu, como puede ser el autocontrol, la concentración, el equilibrio, la propiocepción y te permite tener una buena base de obediencia.Además, trabajar juntos motivará al perro, y eso hará que vuestro vínculo sea inmejorable!

Muchas de las habilidades que enseñamos al perro se pueden aplicar en nuestro día a día: Ir hacia atrás (si el perro se adelanta en la acera esperando el paso de peatones, puedes hacer que retroceda con la orden de «atrás»), Colocarse entre las piernas (si vas en transporte público o estás comprando, si lo tienes entre tus piernas tendrás mayor control sobre el perro), Soltar objetos (si coge algo del suelo que no toca, puedes utilizar la orden de «suelta» en la calle), rodear (si vas por la calle y se queda al otro lado de un árbol, puedes darle la orden de rodear y así dará el solo la vuelta al árbol para no liarse con la correa).

Estos son solo unos ejemplos, y los que no se pueden aplicar al día a día, nos sirven para trabajar todos los aspectos que nos ofrecen las habilidades caninas. De este modo, la estimulación mental que ofrecemos al perro nos ayudarán a evitar también problemas de comportamiento y tendremos un perro más feliz.

Me gustaría recalcar que todos podemos trabajar habilidades caninas con nuestros perros. Cada uno a su ritmo, y cada uno será capaz de aprender unas cosas y no otras, pero lo importante no es la cantidad sino la calidad, es decir, no es importante que aprenda muchas habilidades, lo importante es que se trabajen bien, de forma pausada, sin presionar al perro, siempre con premios (comida, caricias, juego), y sin castigos, ya que nuestro perro está aprendiendo junto con nosotros y al igual que pasa con los niños, cuando están aprendiendo una lección nueva no les reñimos si no les sale, al contrario, hay que buscar la manera de ayudarle para que pueda llegar al objetivo deseado.

Así pues, os animo a todos a trabajar con vuestros perros, a jugar con ellos (por que para ellos es un juego también), a disfrutar con ellos, y ya veréis como habrá esa conexión, esa mirada en sus ojos que os agradecerán este tiempo que pasáis juntos! 🙂
Espero que os haya gustado este post!
Cualquier duda me podéis escribir!
Besotes!!!!