DIA 5: PONTE DEI SALTI y LOCARNO

Después de pasar la noche en el Area Sosta Camper Tamaro, nos dirigimos esa mañana hacia el Ponte dei Salti (en el Valle de Verzasca). Desde donde estábamos se tarda unos 40 minutos, pero tela con la carretera de curvas….y más con la furgo…ya se notaba que estábamos en Suiza. Y al llegar sorpresa…estaba a reventar de gente….de modo que decidimos ir hacia delante a ver si encontrábamos sitio…la verdad es que tuvimos que dar la vuelta y luego volver a subir, hasta que encontramos un hueco. Había un parquímetro, y solo admite monedas, aunque en este caso podía ser tanto euros como francos suizos. En el mapa de la derecha tenéis a qué altura aparcamos, desde ahí hasta el puente eran unos 25 min andando.

Al lado de donde aparcamos había un camino para bajar al río. La verdad es que para estar con los perros ahí estuvimos mucho mejor y más tranquilos, por que justo en el puente se juntaba todo el mundo. Estuvimos ahí un rato, los perros bañándose y jugando a la pelota, Jose se bañó también (yo ni loca…no veas lo fría que estaba el agua y eso que es agosto).

Estando ahí vimos que al otro lado del río había como un sendero, por que de vez en cuando pasaba gente, de modo que Jose cruzó el río para echar un vistazo y para ver si podíamos cruzar sin que cubriese mucho el agua. De modo que como era viable, decidimos cruzar al otro lado (solo me mojé las piernas por suerte! 😛 )

Una vez al otro lado, nos pusimos las botas otra vez y seguimos el sendero dirección al puente. Los perros fueron sueltos casi todo el camino. Al llegar casi al puente si que los atamos que es donde ya empezaba a haber más gente. La verdad es que el camino es muy bonito y fácil, así que os recomiendo que lo hagáis, es una rutilla fácil, y en verdad se puede hacer desde más arriba del río si queréis. Al llegar al puente, había hasta casitas por ahí. El puente es de piedra y la verdad es que es bonito. La gente se tira desde las rocas del lado y desde el puente hacia el río (la peña está fatal..qué vértigo!!)…bueno Jose no pudo resistirse y se tiró..pero desde una roca que estaba más cerca del río (por suerte sino me da algo xD)

Cruzamos el puente, y fuimos por un lado de la carretera hasta llegar a la furgo…unos 25 min andando. Hay trozos que puedes ir por un caminito fuera de la carretera pero la mayor parte del camino de vuelta lo hicimos por carretera.

Cogimos la furgo y nos fuimos a Locarno a comer (aunque si lleváis bocadillos y tal, es una buena opción comer por ahí sentados en las rocas).  Desde el puente es una media hora de trayecto, aunque fue más por que con todas las curvas íbamos más despacito.

Lo único malo fue que era domingo…y estaba todo cerrado 🙁 La verdad es que la ciudad estaba un poco desierta, no se si por la hora, por que era domingo o que…pero bueno en verdad mejor, más tranquilos estuvimos.

Aparcamos en el párking del casino y fuimos hacia la Piazza Grande, donde había terrazas para comer y nos sentamos por ahí. La verdad es que comimos bastante bien y mira que la mayoría de sitios eran super caros (bueno la verdad es que todo en Suiza es caro…así que daba igual donde nos sentáramos, nos iban a clavar igual).

Después de comer dimos un paseo por el casco antiguo. La verdad es que el casco antiguo es bonito y paseamos super tranquilos. Por cierto, aquí en las papeleras también había bolsitas para las cacas de los perros!

Pasamos por el Castelo Visconteo, que era pequeño pero se veía bonito y ya nos fuimos a dar una vueltecita por el paseo tocando al lago.

No estuvimos mucho rato en Locarno por que ya nos íbamos a un puerto de montaña, y no queríamos hacer carretera de curvas de noche, de modo que cogimos ya furgo y nos pusimos rumbo a Oberalpass.