Mi cachorro lo muerde todo

Ayer recibimos varios mensajes con preguntas particulares, pero que creo que le puede servir a todo el mundo saber cómo poder solucionarlas.
Vero nos comentaba que tiene un border collie de dos meses y medio, y que lo muerde todo (ropa, brazos…) y que si le dices «no», aún se rebota y muerde más fuerte.
Para estos casos hay varias cosas que podéis probar:
* Cambiarle lo que esté mordiendo por una cuerda, un mordedor… (aunque puede que haya perros que  lo muerdan con mucha rabia, y tampoco es bueno reforzar ese comportamiento). Habrá perros a los que quizás sí que les vaya bien sustituir lo que estén mordiendo por algún juguete suyo, ya que al ser pequeños necesitan morder cosas, sus dientes están creciendo y al igual que los niños pequeños, siempre terminan con algo en la boca.
* Podríais probar de indicarle una orden contraria, es decir, si el perro te muerde, pídele que se siente y dale un premio. El hecho de sentarse es contrario a morder, de este modo, el perro entenderá que si hace lo que le dices tendrá premio. Incluso alguna vez el premio puede ser jugar con el mordedor a lo bruto, pero antes hay que enseñarle a que cuando se lo decimos, el juego se termina, por que de este modo podrás controlar tu el juego y decidir cómo jugamos y cuando paramos.
* Otra opción es ignorar al perro. Cuando muerda fuerte, nos damos la vuelta e ignoramos al perro. Estamos quitando algo que a él le gusta que sería en este caso estar con nosotros y jugar con nosotros. Si estamos jugando y de repente nos empieza a morder fuerte, paramos el juego. De este modo el perro acabará viendo que si muerde no jugaremos.
Si le decimos la orden NO, puede provocar lo que le pasa a la peque, que se rebota y aún muerde más fuerte. Si le pides un «sienta» o un «tumba» o cualquier otra orden que ya sepa hacer, lo hará por que sabrá que tendrá premio. De este modo vas quitando poco a poco la manía de morderlo todo.
También te recomiendo que cuando veas que no para de morder todo, le pongas un Kong. Es una buena manera de tenerlo entretenido, mientras utiliza su mente pensando cómo sacar los premios y puede ir mordiendo el Kong sin problema.
Si combináis varias cosas, por ejemplo la orden contraria y el Kong, es posible que el perro aprenda que sólo puede morder aquello que le das (en este caso un Kong o un juguete suyo) y si en algún momento te muerde a ti o algo que no debe, le pidas la orden que le pidas lo hará por que sabrá que si te hace caso tendrá premio.
A parte, tal y como decimos siempre, es importante estimular al perro mentalmente para evitar problemas de conducta. Si el perro tiene ejercicio mental y físico, no tendrá tanta necesidad de morder su cama, nuestros pies, etc. Las habilidades caninas y los juegos de olfato son una gran ayuda para tener un perro equilibrado y más tranquilo.
Seguro que hay más formas de evitar que lo muerdan todo, pero estas a mi me han funcionado con Hiro. Si os ha funcionado algo más, no dudéis en comentárnoslo! Así aprendemos más cosas! 🙂